domingo, 18 de noviembre de 2012

CÓLEOS


No se si me gustan mucho o no me gustan nada, supongo que depende de la vida que les demos. Los cóleos se comportan de manera muy diferente en función de muchos factores.

Los cóleos que se crían en interiores son muy agradecidos, da gusto verles crecer, basta con poner un esqueje en un vaso con agua y enseguida comienzan a echar raíces, luego los plantas en una maceta con tierra y hasta podrías ver como brotan hojitas de un lado y otro de su fino tallo. Adquieren la forma que tu quieres tan solo con ir colocándoles tutores que los dirijan, claro que una vez puestos ya no los podrás retirar o toda la planta se te viene abajo. Sus hojas son pequeñas y abundantes de colores pastel, verdes y rosadas en el centro, todas iguales, bonitas. Cuando un cóleo se cría en interiores, sus hojas son perennes, supongo que eso es una ventaja, pues no hay que ir barriéndolas cuando se acaba su temporada y además, con luz y un poco de agua es suficiente para tener un cóleo para toda la vida.


Los cóleos que se crían en exteriores son todo lo contrario, sus hojas son grandes, fuertes, duras y de unos colores tan brillantes y vivos que te llenan el alma de alegría, derrochan energía, crecen expandiéndose a lo ancho y alto. No hay un cóleo de exterior que sea igual que otro, todos diferentes y a cada cual mas impactante. Un jardín de cóleos, no deja indiferente. La pena es que cuando alcanzan su máximo esplendor, les comienzan a salir unas ramas puntiagudas con unas florecillas que huelen fatal, seguidamente comienzan a caer sus hojas, poniéndolo todo perdido y tan solo les queda un tallo desnudo que quizá al año siguiente vuelva a echar nuevas hojas, pero lo mas probable es que no lo haga pues antes morirá .


Si a un cóleo de interior lo sacas al exterior, veremos como sus hojas cambian de color; rosas, rojos, granates, burdeos, teja, marrones, fucsias, todo un festival de colores recorriendo su largo y fino tallo, pero en pocos días sus hojas se habrán caído pues no soportan bien los cambios de temperatura.

Si un cóleo de exterior lo metes al interior, las hojas comienzan a palidecer y perder su brillante colorido, se vuelven lacias y sin vida, tal vez no se le lleguen a caer, pero su aspecto triste no adornará ningún rincón del hogar.

Y a vosotros...¿Qué cóleos os gustan mas?

4 comentarios:

  1. Vaya qué curiosos los cóleos, seguro que el que tiene un cóleo de exterior quiere tener uno de interior y viceversa...

    Esto debe de ser como lo del pelo: si lo tienes rizado lo quieres liso y al contrario.

    Me encanta que te guste tu cóleo tan sólo porque es el tuyo.

    Un besito florido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cóleos donde mejor están es en su habitat natural, cada uno en el suyo, todos son bonitos si crecen felices en su entorno.
      Un besico Silvia.

      Eliminar
  2. Marocha:
    Lo tendré en cuenta, no te quepa duda, pues tengo varios coleos.
    El de exterior es talmmente como dices, se ponen chuchurríos cuando pasa su tiempo.
    Salu2 y me alegra tu vuelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues prueba a plantar un esqueje dentro de cas, tendrás un cóleo totalmente diferente pero con otro encanto.
      Vuelvo poco a poco, no creas, pero es que me encuentro bien a gusto por aqui.
      Besos rehabilitadores.

      Eliminar